¿Auge o moda?, el boom del documental


¿Auge o moda?, el boom del documental

Constantemente menospreciado por la taquilla y también por las casas productoras, el género del documental parece, por fin, haber hallado el rumbo en México y claro que el éxito comercial y la resonancia adquirida por Presunto culpable (México, 2010) tiene gran parte de la “culpa”.

Esta cinta, que retrata las insolvencias de nuestro sistema judicial y la corrupción que parece estar metida hasta la cocina de todas las dependencias de gobierno, tuvo buenos números en cartelera y, para abonarle otra cereza a su pastel, recientemente se hizo acreedora al Emmy por Mejor Periodismo de Investigación.

A la par de este éxito, el 29 de septiembre abrirá la sexta semana de DocsDF, considerado ya el festival más importante dedicado al género en Iberoamérica, el cual engalanará las salas de todo de tipo de cadenas con las mejores producciones del último año.

La lista está comprendida por 130 documentaleselegidos entre más de mil que fueron enviados desde diferentes partes del mundo. Algunas de las temáticas principales serán la sustentabilidad del planeta, la defensa de los derechos humanos y la educación.

Por si esto no fuera suficiente para ejemplificar el boom que está teniendo la fiebre documental, tres trabajos nacionales competirán en la vigésima edición del Festival Internacional de Cine Latinoamericano de Biarritz, al suroeste de Francia.

Se trata de El tren de las moscas, de Fernando López Castillo y Nieves Prieto Tassier; María en tierra de nadie, de Marcela Chamorro, y Agnus dei-cordero de Dios, de Alejandra Orozco Sánchez.

Los documentalistas se han propuesto hallar una solución para solventar su necesidad de espacios para difundir su trabajo, primordialmente dedicado a retratar de manera fiel la realidad que los aqueja, desde diferentes ángulos, y el apoyo del público y la crítica han sido fundamentales para avanzar.

Sólo falta descubrir si se trata de sólo de un buen momento, a la salud de una cinta catapultada por su escandalosa temática y los intentos de censura, o si esta afinidad con el género llegó para quedarse.